sábado, 3 de mayo de 2008

Critica Al Sistema Financiero Colombiano

¿Por que nuestro sistema financiero no da prioridad a los sectores menos favorecidos del país?

Para empezar a plantearnos el problema, debemos tener en cuenta el interrogante anterior, empecemos a cuestionarnos el porque de una sociedad que siempre ha marginado a las personas de escasos recursos en un país que en vías de desarrollo debería darle mas prioridad para acrecentar la economía de la nación.

No es el hecho de mirar estadísticas, ni lamentarnos por la situación que vive una gran parte de nuestro país, debemos buscar alternativas, ejemplos de cómo se puede mejorar y de que manera nuestro sistema debería empezar a analizar estas “opciones” que se proponen, dejando a un lado esa ambición de unos pocos, pensar en esa gran mayoría que en verdad necesitan entrar a un sistema financiero para mejorar su calidad de vida, logrando considerarse dignos ante la sociedad.

La idea no es encontrar culpables, sino de buscar soluciones a los problemas que las personas de escasos recursos encuentran a la hora de entrar a nuestro sistema.

Primero, nuestro sistema financiero, es un conjunto de entidades las cuales tienen como función la administración de la actividad económica de nuestra nación.

Colombia como país en desarrollo, desde la creación de su sistema hasta el son de hoy ha realizado diferentes transformaciones institucionales, que han dado buen resultado, pero a su vez no se ha pensado en una gran parte, en una gran mayoría, que para los ojos de un banco o de alguna corporación financiera no existe, simplemente por que no tienen los recursos ni las oportunidades de conseguir un préstamo, alguna ayuda económica, abrir una cuenta bancaria, solamente por el hecho de ser POBRES, pero son nuestro pobres colombianos, parte de nuestro país, esos que día a día luchan por sobrevivir y llevar el sustento diario a sus hogares, logrando subsistir en situaciones precarias con muy poco dinero, personas sin recursos materiales los cuales no tienen ni la mas mínima oportunidad de entrar a un sistema financiero que durante sus inicios los ha marginado, estos, que no tienen el aval económico ni los recursos para conseguir un préstamo y si lo llegan a adquirir las tasas de interés los llevaría a la perdición.

Cabe aclarar que no todo es malo, existen entidades que trabajan en pro de las personas con escasos recursos, como el Banco de las Oportunidades o el de la Mujer, pero esta labor creada para ayudar a personas marginadas no es suficiente, ya que si un sistema financiero como el que poseemos no es capaz de cubrirlo, no podemos pretender que dos entidades hagan el trabajo solas, si miramos cifras podemos ver que solo el 25% de los colombianos están figurando en nuestro sistema financiero, ahora nos preguntamos, que pasa o que paso con ese 75% restante?

Segundo, Grameen Bank es un banco que tiene como función especifica, ayudar a las personas mas necesitadas de la India. Muhammad Yunus su creador, saco esta idea adelante el de ayudar a las personas mas necesitadas, ya que veía como los usureros se aprovechaban de estas y prácticamente los convertían en sus esclavos, Muhammad observando esto se dio en la tarea de prestarles dinero limpio para que lograran obtener un nivel de vida mejor. Al principio surge como una idea descabellada, pero hoy en día podemos decir que se ha logrado mas de lo esperado, los resultados beneficiosos que este banco y personas emprendedoras con ganas de cambiar el mundo han sido los mejores, llevando su país a mejorar.

Según las estadísticas diez años después de que el banco se abrió, la tasa de mortalidad en los niños disminuyo un 37%, este es un aliciente para ver que en nuestro país no todo esta perdido. En Colombia la pobreza no es tan aguda, todavía podemos hacer algo, un ejemplo podría ser que nuestro sistema financiero no solo debería dar créditos a grandes empresas, pymes a medianas y pequeñas, micro créditos a microempresas, se podría dar la oportunidad a las personas que carecen de recursos, para que estas también puedan abrir su propio negocio, con el cual reciban ingresos, pero los bancos al realizarles un estudio financiero los rechazan, este proyecto debería ser un objetivo a largo plazo, donde los beneficios serian grandes, primero se disminuiría la pobreza y el desempleo, la economía estaría en alza, pero estas ideas no las estudian, sino que piensan en las perdidas, pero a la hora de la verdad se provocaría todo lo contrario.

Nos preguntamos, ¿si el gobierno quiere acabar con la pobreza en nuestro país, por que no se da la oportunidad de que los pobres acceden a algún dinero, en un sistema financiero que siempre los ha excluido?

Si nos ponemos a analizar estas situaciones, podemos ver que la pobreza no es obra de los pobres, sino del sistema que se ha creado para ellos. La única forma que se podría cambiar esta situación, seria volver al principio y ver cuales fueron las fallas que se presentaron al crearlo. Aunque el hecho no es el de mirar hacia el pasado, de encontrar culpables o simplemente observar los errores que se cometieron al crear un sistema financiero, estamos viviendo el presente, es aquí y ahora donde se deben buscar alternativas para que las personas que carecen de oportunidades, de dinero para salir adelante, para poder considerarse “dignos” ante una sociedad capitalista que solo deja como resultado ricos mas ricos y pobres mas pobres. Aunque en Colombia los ricos cada vez son mas pocos ya que estos prefieren invertir en otros países con mejor capital que el nuestro.

Los pobres, generalmente no tienen ingresos suficientes para acceder a niveles de vida satisfactorios si tomamos el ejemplo del Grameen Bank, podríamos ver las alternativas que se tienen para que los pobres puedan surgir en la sociedad, otra también podría ser que esa gran mayoría en nuestro país accediera a una educación por que lo importante es enseñar a pescar y no dar el pescado, esto trae exigencias de ambas partes para poder salir adelante en lo que se les proponga de comercio o diferentes planes que se piensen y se les otorgue, si combináramos esto podríamos dar a estas personas una vida mas digna, donde puedan aportar algo a su nación, las ganas o el empuje de ver a su país crecer no hacen falta, un país que necesita con urgencia tener un desarrollo económico. Siempre nos quejamos de la situación que vivimos, que cada vez hay mayor desempleo pero ¿que estamos haciendo?, el gobierno cada día habla de que la situación esta mejorando, que estamos saliendo adelante, pero donde se ven los resultados deseados?

No podemos llegar a un punto, de tener que ver como en nuestro país la pobreza es tal, que hay niños en el Choco muriéndose de hambre, donde pocas entidades están preocupadas por ayudar económicamente a los colombianos, pero este es un aliciente de saber que todavía hay personas que ven mas allá de las cifras, o la capacidad de pago de alguna persona, debemos empezar a construir una nación donde las oportunidades estén hechas para todos, de no cortarle las alas a alguien a la hora de soñar, de cambiar la situación de Colombia., de ayudar a mejorar pero esto en parte se lograría si el sistema financiero que poseemos también cubriera y diera la mano a esa mayoría que es invisible en nuestro país.

Observando lo anterior, podríamos concluir que todavía falta resolver la situación de las personas con escasos recursos en nuestro país, todavía falta mirar ese 75% restante que es inexistente ante un sistema financiero que no quiere perdidas pero tampoco da la oportunidad de que personas con ganas de salir adelante puedan mejorar su calidad de vida.

Necesitamos personas con ideas, que cambien el panorama de esta sociedad, que no solamente se interesen en el beneficio propio sino en el de los demás, cuando las personas vayan a un banco pidiendo un préstamo con una gran idea se les sea otorgado sin que los intereses terminen arruinándolos, debemos tener siempre presente que esta situación se pueda cambiar.

Sencillamente si encontramos personas como Muhammad que piensen en los demás, dando una lección de vida de cómo creer en la gente, todavía tenemos la esperanza de que en nuestro sistema financiero también tome en cuenta esa mayoría, ese 75% que a los ojos de un banco no existe, ese 75% que todavía tiene la esperanza de que algún día su situación cambie, ese 75% que es parte de Colombia.

“Utilizo el ejemplo de un árbol bonsái. Es un árbol grande, pero al ponerlo en una pequeña maceta, solo se convierte en un árbol pequeño. No crece mas por que no tiene el apoyo para crecer. Las semillas son las mismas, pero debido a que el apoyo muy pequeño no crece. Los pobres son iguales que cualquier otro ser humano, con toda la capacidad que tiene cualquier otra persona, pero no tienen el apoyo de la sociedad”

Muhammad Yunus

1 comentario:

juancamilog dijo...

Parce le quedo muy aspero!!